miércoles, 30 de noviembre de 2011

CLAN SANTAELLA ARRUINO MUNICIPIO CASACOIMA

Pasan años y así vive el pueblo en el Municipio Casacoima. La diferencia es abismal desde la llegada de los Santaella. Estos han salido de la pobreza, el pueblo sigue sumido en la miseria.Foto: WILLIAM DIAZ.
Las calles en un país petrolero pero con un pueblo pobre. Así esta el pueblo de Casacoima. Foto: William Díaz








Visitar el Municipio Casacoima nos produjo consternación ante los niveles de pobreza que sufre el pueblo, la profundización de los problemas nos indica la descomposición generalizada en los ámbitos de la administración pública, la cooptación para todos lo niveles de la gestión pública, la mentira desgajada de las páginas publicadas en los diarios deltanos, es palpar en carne propia lo que sufre un pueblo del Delta Amacuro, caído en las garras de una jauría sedienta al poder que emana del erario estadal y municipal.

Desde hace unos años hemos visto desplegada en los diarios regionales la propaganda que provenía, en un principio de la administración de Pedro Santaella, y ahora hace lo propio el hermano de este, José Santaella, ambos hermanos de la diputada Yelitze Santaella, intentos publicitarios para convencer a los demás de lo contrario que el pueblo casacoimense sabe: una gestión carente de obras para solventar los padecimientos debido a la falta de agua potable, la ranchificación generalizada, incentivos para crear empleos productivos, acentuación de la falta de infraestructura que permita una mejor calidad de vida, barrios a medio terminar, centros educativos abandonados por todos los convidados a garantizar su habilitación, calles sin asfalto, sin red de cloacas de aguas servidas, problemas de energía eléctrica, medio solucionado con la inauguración de una mini subestación del interconectado nacional, etc, etc. El pueblo de Casacoima está abandonado desde hace muchas décadas, y el abandono se profundizó en la era de los hermanos Santaella.

Tuvimos la oportunidad de conversar con ciudadanos del pueblo y los relatos nos llevan a concluir que la familia Santaella ha usado el patrimonio de los Casacoimenses a su total disposición con resultados nefastos para el pueblo, pero auspiciadore para los Santaella y sus cómplices enquistados en todos los niveles del gobierno municipal.

Observar y oír de los propios ciudadanos que la Cámara Muncipal y sus integrantes, los ediles, los concejales, no hacen su trabajo de control a la gestión del alcalde, el actual y los anteriores, y la Alcaldía es la máxima jerarquí al punto que los Concejales son empleados del alcalde, son unos convidados de piedra que sólo atinan hacer lo que se les ordena para darle legalidad a la actividad de la Alcaldía. Vimos el estado de ruinas de la sede de la Cámara Municipal, y ese estado de ruindad nos dijo la situación de debilidad institucional del concejo municipal frente al alcalde. Nos llegó información que ordenaron cambiarle el techo, pero eso no es suficiente cuando el tratamiento al Concejo Municipal de Casacoima es una violación flagrante y grosera de la Ley del Poder Público del Régimen Municipal.

Por lo pronto el pueblo está indefenso frente a las autoridades elegidas, abandonados por su representante ante la Asamblea Nacional, ficha predilecta de los Santaella. La diputada Loa Tamaronis jamás hará nada que contradiga las órdenes de Yelitze Santaella, sabemos la dependencia política de esta frente a Santaella, razones por las cuales nunca defenderá los intereses del pueblo mientras la diputada Yelitze Santaella siga al frente de los intereses de sus hermanos en Casacoima.

Por ahora, nos queda divulgar esta información a toda Venezuela, al Delta Amacuro y creamos conciencia de nuestro futuro, los mismos que han gobernado desde hace 13 años, por sus resultados en contra del pueblo, demuestran que solo sirven para enriquecerse a costa de los recursos del pueblo, mientras nuestro Delta es considerada la región mas pobre de Venezuela y su gente la que tiene menos oportunidades, a no ser que cuente con el miserable sueldo o salario de su dependencia del erario regional.