viernes, 11 de noviembre de 2011

MOTIN EN LA POLICIA DEL ESTADO DELTA AMACURO Y GOBIERNO OCULTA LA INFORMACION AL PUEBLO

El presidente del Circuito Judicial Penal del Delta Amacuro sólo atinó a informar el traslado de los detenidos en la policía estadal al retén de Guasina, ahora con nuevo nombre como si por arte de nuevo nombre se solucionarán los numerosos problemas de ese recinto de detención. Cortesía Notidiario
La ciudadana Amarilis Martínez, denunció heridos y maltratos a los detenidos por parte de la policía estadal y desmintió al Secretario de Seguridad y Orden Público de la Gobernación. Por qué el gobierno oculta los hechos?, encubren el fracaso chavista en el tema penitenciario y la gobernadora Lizeta Hernández no explica en que gastó el dineral que dijo invirtió en seguridad. Cortesía Notidiario.


El miércoles 9 de noviembre fuimos alertados por los vecinos de la calle Amacuro de la ciudad de Tucupita sobre hechos de violencia que provenían del recinto de la sede de la policía del Delta Amacuro, en un principio hubo confusión de lo que ocurría, sin embargo, los vecinos nos decían que oían disparos, se observaba humo que al parecer eran bombas lacrimógenas, y desde adentro de la sede policial salían en loca carrera distintos individuos, entre policías y presuntos detenidos,que huían dspavoridos. Las calles aledañas sufrían lo propio, y la noticia se regó por toda Tucupita generando preocupación del pueblo deltano.

Luego de la confusión en los hechos, la información extraoficial llegada a nosotros fue que se produjo un motín con intentos de fuga en la policía estadal, y de los hechos los familiares revelan indubitablemente que se produjo heridos entre la población detenida, como lo revela la ciudadana Amarilis Martínez, madre de uno de los detenidos lesionados reseñadas por Notidiario el día de ayer 10 de noviembre (Sucesos/pag 31), contradiciendo la versión oficial emanada del Secretario de Seguridad y Orden Público de la Gobernación.

Incluso, las declaraciones aparecidas en Notidiario del presidente del Circuito Judicial Penal del Delta Amacuro sólo menciona la orden de remisión de los detenidos preventivamente en la policía estadal al Reten Policial de Guasina (ahora denominado "Centro de Retención y Resguardo, como si el cambio de nombre automáticamente desaparecería los incontables problemas que aqueja a ese retén deltano.

Ante el silencio de los hechos fehacientes por parte de las autoridades deltanas, tanto judiciales como policiales, las versiones parcializadas dadas por el Secretario de Seguridad, y el misterio con que actúan, nos indica que SOLO BUSCAN ENCUBRIR EL ROTUNDO FRACASO DE LA NUEVA MINISTRA DE ASUNTOS PENITENCIARIOS, cuya actuación refleja ignorancia, falta de experticia, improvisación, lo que es lo mismo, el contundente fracaso de la administración chavista en los temas penitenciarios, no digamos en los demás.

Evidententemente, esta situación refleja el estado crítico de los lugares de retención de los detenidos por cualquier delito en el Delta Amacuro, y es una radiografía del fracaso de Lizeta Hernández en los temas de seguridad y prevención, quien sólo atina a entregar contratos a sus íntimos con la excusa de trabajar por la seguridad del pueblo deltano. Aunado a la responsabilidad que la administración de justicia también tienen en los hechos, porque los jueces, fiscales, etc, están obligados velar por el respeto de los derechos de los ciudadanos que están siendo procesados por distintos presuntos delitos.

No haremos un listado de los problemas porque son harto conocidos, tampoco emitiré opinión haciendo recomendaciones, para eso están los expertos penitenciaristas, hoy dejados de lado para colocar a inútiles al frente de un tema tan sensible dentro del esquema de promoción y protección de los derechos humanos.