viernes, 21 de mayo de 2010

RAUL LEONI I y II Y SAN RAFAEL, DOS COMUNIDADES ESTAFADAS POR LA ACCION DEL GOBIERNO DELTANO

Este criadero de mosquitos y zancudos fue lo que el contratista y la Gobernación les dejó a los habitantes de San Rafael y Raúl Leoni. Foto: WILLIAM DIAZ
Fíjense amigos lectores como dejaron las calles en Raúl Leoni, la desidia y la incompetencia en todo su esplendor. Foto: WILLIAM DIAZ

Las tuberías de aguas blancas fueron obstruíadas y las comunidades de Raúl Leoni I y II, así como San Rafael se ven afectadas, ante la mirada indiferente de la Gobernación y la Alcaldía. Foto: WILLIAM DIAZ

Así quedaron las calles de las comuidades afectadas, desde hace meses la construcción de los desagues quedó paralizado. Foto: WILLIAM DIAZ

Así lucen las calles, casi con las lluvias encima, los habitantes ruegan para que esas pequeñas obras sean terminadas. Foto: WILLIAM DIAZ

Fíjense la magnitud de la obra, esto es una estafa cuyas consecuencias se observarán muy pronto. Foto: WILLIAM DIAZ

Medio taparon las zanjas abiertas, pero dejaron la calle con escombros, si asfaltar, etc, así cumple la "revolución socialista" en el Delta, sólo mentiras es lo que caracteriza al gobierno de Lizeta Hernández. Foto: WILLIAM DIAZ


Los sectores humildes de estado Delta Amacuro no sólo están a merced de la desastrosa política económica del gobierno nacional, y de las ineficiencias del gobierno de Lizeta Hernández y Yelitza Santaella, sino que también deben amanecer con los problemas generados por las supuestas obras públicas ejecutadas para presuntamente beneficiar a las comunidades de Tucupita, y en general a todo el estado Delta Amacuro.

Decimos lo anterior por los destrozos ocurridos a la vía pública en el barrio Raúl Leoni I y II de la ciudad de Tucupita, así como en la populosa comunidad de San Rafael, donde se construyen sistemas de desagues de agua de lluvias, pero al parecer el presupuesto les quedó corto y dejaron los huecos por doquier, y las obras a medio terminar, y la situación se agrava cuando las lluvias arrecian, y aún no se ha sentido con la fuerza que se espera en esta próxima temporada lluviosa.

Los habitantes de estas populosas comunidades claman al ejecutivo nacional para terminar estos trabajos, los cuales se suman a las calamidades crónicas padecidas por los deltanos, y nos referimos a los problemas generados por la falta de empleo productivo, la carestía de la cesta básica, la situación negativa de los servicios básicos, la inseguridad convertida en uno de los más graves problemas, la falta de espacios públicos para la recreación sana de los ciudadanos, la falta de transporte público, la contaminación del principal reservorio de agua, en sí la destrucción de la ya mermada calidad de vida de los deltanos.

A casi dos años de gestión administrativa de la ciudadana gobernadora, y vistas las tendencias de su gobierno, podemos afirmar sin ánimo de vanagloriarnos, que la actual administración es peor a las antecedidas, lamentablemente para el digno y noble pueblo deltano, Lizeta Hernández y su gobierno regional es otro de los problemas que padecemos los deltanos, por su escasa formación en políticas públicas, la ignorancia que muestra en su accionar a favor del pueblo, la falta de planes y proyectos de desarrollo económico y social, no tiene ni la más remota idea de gestión pública, y lo peor, la ciudadana gobernadora sigue “asesorada” por un gabinete mediocre, con fuerte presencia de hechos de corrupción, tráfico de influencias, amiguismo, compadrazgo, padrinazgos, y con un entorno íntimo beneficiado de jugosos contratos cuyos resultados no representan verdaderos cambios de la calidad de vida de nuestro pueblo.

Desde este portal, solicitamos a la ciudadana gobernadora y al señor alcalde a que se dediquen a estirar el presupuesto del Estado en obras que realmente beneficien al pueblo y abandonen esa nefasta práctica propagandística, para hacerle creer al pueblo, creen ellos, de que se avanza en la construcción de un socialismo que sólo beneficia a los familiares de la señora gobernadora y a su entorno íntimo; de ello damos cuenta del hecho que desde la Gobernación contactan a ciudadanos comunes para remitirlos a una famosa clínica privada, resuelven el problema de salud del beneficiado, pero luego la factura sale sin demora para que la Gobernación pague con los créditos adicionales, mientras el hospital carece de lo más elemental para atender al pueblo humilde.

1 comentario:

ellery dijo...

compadre en verdad lo felicito por realizar estos trabajos de denunciar las cosas para que las diferentes autoridades busquen una solucion, pero tambien en este buen blog deltano tambien deberias colocar las cosas buenas que se han hecho en el delta o sus maravillas naturales, ademas de aportar diferentes soluciones.

estimado coterraneo deltano tomalo como una sugerencia y te felicito una vez mas por este trabajo.

que viva delta amacuro!!!