sábado, 19 de diciembre de 2009

EVIDENCIAS INCRIMINAN AL ALCALDE DE TUCUPITA RESPECTO AL CONTROL DE LOS CONSEJOS COMUNALES

Aquí se observa a la parroquiana Moraima Aguilera inmiscuyéndose en las elecciones donde los vecinos deberían ser los únicos convidados
La policía munipal es utilizada para amedrentar a los vecinos que se oponen a los abusos del alcalde y su patota

En el sector II de la perimetral ocurrió lo mismo que en el Delfín Mendoza: el alcalde enviado por sus jefes políticos para controlar la expresión de los ciudadanos y ciudadanas

Por esta ventana pasaban las cédulas de quienes no residen en el sector

Esta gráfica fue tomada en ocasión de la elección del Consejo Comunal en el Delfín Mendoza, fíjense en Moraima Aguilera, sus manos están metidas en todas las elecciones.

Aquí se observa la interferencia de los enviados del alcalde para manipular las elecciones del Consejo Comunal del sector II de la Perimetral. Todos nos preguntamos que hace la parroquiana Moraima Aguilera contando los presuntos votos.

Muchas irregularidades están ocurriendo en las elecciones de los Consejos Comunales de Tucupita. Tienen un mismo modo operandi para intervenir en las elecciones. Elecciones amañadas, para verguenza de los deltanos. Llamamos a la reflexión del señor alcalde Alexis González .
Fíjense la interferencia de la parroquiana Moraima Aguilera, en flagrante violación a la ley de los consejos comunales, pero en el Delta la impunidad impera y los violadores de la ley siguen operando a sus anchas.


Los redactores de esta página nos trasladamos al sector II de la Perimetral, Parroquia Argimiro García, a fin de conversar con los vecinos y pudimos constatar el modo operandi del alcalde de Tucupita Alexis González y su horda de tarifados para CONTROLAR CUANTO CONSEJO COMUNAL los vecinos de las distintas comunidades osen en convocar para la elección de sus miembros. Los vecinos han acudido a cuanta instancia esten facultadas para recibir las denuncias, pero el resultado ha sido infructuoso, pero con el agravante del doble discurso que suele tener dicho servidor público cuando le endilga a los vecinos las conductas por ellos desarrolladas.

El señor alcalde y sus patoteros realizaron unas elecciones fraudulentas, igual como ocurrió en el Delfín Mendoza, con todo tipo de maniobras ilegales para controlar el Consejo Comunal. Invalidaron actas de ciudadanas y ciudadanos, interfirieron en la Comisión Electoral, sufragaron habitantes que no residen el sector, amedrentaron a los ciudadanos, abusaron del poder contra los vecinos. Luego de estos resultados fraudulentos, los vecinos del sector II impugnaron las elecciones efectuadas el pasado 14 de agosto de 2009, por estar viciadas, no obstante, no han sido oídos por nadie, evidenciándose una total indefensión de la ciudadanía ante el abusivo uso del poder por el señor alcalde y sus eunucos tarifados.